Nueva ley hipotecaria

En este artículo queremos explicar de manera sencilla como funciona la nueva Ley Hipotecaria, o Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario que entró en vigor el pasado domingo 16 de junio.

¿Sabes en qué consiste?

La inclusión de esta nueva ley hipotecaria se debe a una normativa común Europea según la cual desde el 2016 todos los países de la Comunidad Europea deben compartir unas directrices comunes. No se aplicará a los contratos anteriores, pero sí a los que se firmen a partir de ahora.

Se estima que podrá llegar a ahorrar a los beneficiados hasta 1.000 euros en gastos. Se reducen las comisiones y pasan a asumirlas los bancos. Por otro lado, se evita que los clientes tengan que asumir otros productos que los bancos suelen asociar a la firma de un contrato de este tipo.

La nueva ley hipotecaria. Unsplash

Su objetivo principal es aportar más seguridad y transparencia tanto para los clientes como para los bancos. Con esta premisa, entre sus novedades encontramos:

Visita previa al notario obligatoria:

El cliente está obligado a acudir al notario con 10 días de anterioridad para revisar con tranquilidad toda la documentación enviada por el banco a la hora de solicitar el préstamo, de manera que el notario pueda solventar todas las dudas que el cliente tenga acerca del contrato.

La nueva ley hipotecaria fija un límite para las comisiones.

Los nuevos topes están fijados según la clase de hipoteca, no es lo mismo que sea variable que fija. Además, no es lo mismo hacer una cancelación del contrato firmado con el banco al inicio de la hipoteca que al final de la misma.

Ahora cambiar de hipoteca es más barato.

Se abarata el proceso de conversión de una hipoteca variable a una fija o una hipoteca multidivisa a una en euros, se limita el interés de demora, pues se prohíbe que la concesión esté sujeta a la contratación de otros productos como seguros y se reparten los gastos de formalización de la hipoteca. De manera que el cliente solo pagará la tasación y las copias de la escritura que solicite.

La nueva ley hipotecaria. Unsplash

 

Además, los gastos de formalización y escritura de la nueva hipoteca se comparten entre el banco y el cliente por lo que el precio final de la hipoteca es menor.

Información para toda la vida

Con la firma de un nuevo contrato las entidades bancarias están obligadas a mantener informados a sus clientes de todas las condiciones y servicios durante toda la vida del préstamo y el proceso de ejecución del mismo.

Antes de firmar cada contrato los bancos deben entregar a cada cliente un documento común entre todas las entidades para que pueda comparar los servicios, las condiciones del contrato así como información total 10 días antes de la firma.

Mínimo de 12 impagos para que se embargue la casa

Esta es una de las medidas más importantes de esta ley. El artículo regula la cláusula de vencimiento anticipado, que es la que los bancos aplican tras un impago reiterado para poder pedir el embargo de la vivienda al juzgado. Se establecen unos requisitos más estrictos para poder activarla.

Se amplía el límite del deudor antes de que el banco pueda iniciar la ejecución de la hipoteca,

Durante la primera mitad del plazo: hasta que la demora no exceda un 3% del capital concedido o se alcance un equivalente a 12 cuotas impagadas.

Durante la segunda mitad: el porcentaje del capital impagado llega  al 7%, mientras que las mensualidades en demora mínimas son 15.

Asimismo, se establece un interés de demora máximo de 3 puntos por encima del interés de la propia hipoteca.

La nueva ley hipotecaria. Unsplash

Los notarios tendrán toda la información

Con la nueva ley hipotecaria los bancos deben facilitar la información a los notarios mediante la inclusión de toda la información en una plataforma digital donde los notarios podrán consultar toda la información del préstamo bancario.

Personal más formado

Los bancos deben examinar a su personal para que cumpla con las condiciones de la nueva ley que exige mayor formación a los mismos.

Fuera seguros y tarjetas

Ya no estás obligado a contratar ningún tipo de servicio ni de vida, ni de hogar ni ningún producto que los bancos ofrecían asociados a las hipotecas. Únicamente, el banco puede solicitar a los hipotecados algún tipo de póliza para asegurarse que cumple las condiciones del préstamo, así como una para cubrir ciertos daños en el inmueble.

La nueva ley hipotecaria. Unsplash

Asesoramiento profesional obligatorio

Otra de las aportaciones de la nueva ley hipotecaria es que ahora es obligatorio contar con asesoramiento por parte de expertos. El cliente, además de consultar al notario, debe asegurarse de entender todo, así como las cláusulas y toda la información.

De aquí la importancia de los asesores y agentes inmobiliarios.  En Tengotucasa te asignamos un asesor personal para que te ayude en el proceso de firma de la hipoteca y durante todo el proceso de compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba